Análisis 5J: De ‘El síndrome del candidato ciego’ a ‘A la tercera va la vencida’.

La frase que podría definir la jornada electoral de ayer, y su interminable recuento electoral, sería muy seguramente: El día que se derrotó a sí mismo el PRI. Las casas encuestadoras se equivocaron, o quisieron equivocarse, al asegurar a diestro y siniestro que el PRI arrasaría, que rozaría el “carro completo”. Pero lejos de tener[…]