¡Encuéstame si puedes!

Encabezado - Encuéstame si puedes - Sirac Communication

De consultas y de aviones…

Cada vez que tengo oportunidad de viajar, ya sea con mi familia, con amigos o de trabajo, inevitablemente hay cosas en las que me fijo, siempre me fijo, y que, con lo burlona que puedo llegar a ser, simplemente me llenan de felicidad.

La primera de ellas es en el instructivo de seguridad que viene en el respaldo del asiento de delante, en específico en el bebé dibujado en estos cartelitos. Esas ilustraciones son simplemente maravillosas.  Ver lo que esta vez le han hecho al pobre infante al que hay que salvar, la manera en que se les ha ocurrido plasmarlo, es asombrosamente extraordinaria.

La segunda de las cosas que siempre me causan mucha gracia en los vuelos son los cuestionarios que piden contestar al llegar a tu destino. Especialmente los gringos. En el vuelo se comienzan a repartir papelitos con diferentes interrogaciones que buscan legitimar tu declaración bajo protesta de decir la verdad.

Estas preguntan buscan respuestas a cuestiones como:

¿Trae usted ocho o mas millones de diamantes en su equipaje? ¿Trae usted armas gigantes para matarnos a todos? ¿Trae usted en su equipaje de mano naranjas malignas que puedan provocar una epidemia? ¿Es usted un jefe asesino terrorista?

Deberían permitir la muy utilizada opción de respuesta en mi profesión:  “No sabe / No contestó”.

Todo esto viene a cuento de la moda que traen de consultas ciudadanas, y que, obvio, serán un eje temático para las elecciones de 2015.

PAN y Gustavo Madero con el aumento al salario mínimo, del que también están hablando Miguel Ángel Mancera y Manuel Granados Covarrubias,  y el PRI de César Camacho con democracia y su reducción de plurinominales.

¿Pero va en serio?   ¿Van enserio con las preguntas que han planteado hacer?

¿Está usted de acuerdo en que se incrementen los salarios mínimos? ¿Respalda usted que propongamos que le suban el sueldo para que pueda comprar más cosas a su familia? ¿A usted le gustaría ganar más dinero o menos? Del 1 al 5, donde 1 es ganar nada y 5 es ganar muchísimo dinero, ¿usted cual preferiría?

Son preguntas de una consulta con indiscutibles respuestas.

Pero esto de las consultas a mí me  suena más a una lucha desesperada por apropiarse del debate político.

Mientras Morena tiene ya el asunto energético, los demás partidos no cuentan con un tema transversal que puedan utilizar como bandera, y las consultas, podrían funcionarles como tablita de salvación.  Las consultas pueden servir como un tema homogéneo y articulador donde los candidatos de todas las sillas y todos los despachos tengan que ver.

Pues dentro de muy poco tiempo vamos a saber si se sacará algún beneficio de estas consultas o simplemente más desinterés de la ciudadanía hacia la política. Este año electoral, que rápidamente se acerca, no tardará mucho en traernos noticias al respecto.

Mientras tanto, en cuanto pueda saldré de viaje y seguiré buscando carteles con imágenes graciosas de bebés en los aviones y si me dan a rellenar un cuestionario siempre daré esas tan sorpresivas respuestas que nadie podría siquiera imaginar.

 

Artículo publicado originalmente en SDP Noticias.